3 Métodos para preparar TINTURA DE PROPÓLEO

3 Métodos para preparar TINTURA DE PROPÓLEO

Inicio » ¿Mafias de la miel? alternativas para apicultores

La tintura de propóleo puede ser cristalino de color ámbar un poco rojizo de acuerdo al origen botánico del propóleo.

Fuentes:

 

 

¿Qué es el propóleo?

El propóleo es una mezcla elaborada por las abejas, a partir de sustancias resinosas de las yemas de los árboles, arbustos y plantas pequeñas.

Composición

Está compuesta por resinas y bálsamos (50-55%), cera (25-35%), aceites volátiles (10%), polen (5%), sustancias orgánicas y minerales (5%)2 .

Principal uso del propóleo

Su principal uso se da en la rama medicinal (se estiman a escala mundial 19 propiedades terapéuticas) pero se usa también en cosméticos y en la industria alimentaria.

Propiedades del propóleo

[Martínez, Fajardo, Pérez]

Las actividades fundamentales con respecto a su actividad biológica son: antioxidante, antibacteriano, antifúngica, antiviral, etc.

En muestras de propóleos cubanos han sido reportados efectos antioxidativos y hepatoprotectores.

Las actividades fundamentales con respecto a su actividad biológica son: antioxidante, antibacteriano, antifúngica, antiviral, etc.

La tintura de propóleos se usa como: cicatrizante antiparasitaria, regeneradora de tejidos, antiinflamatoria, anestésico, antipsoriásico y analgésico

Método 1

MATERIALES Y MÉTODOS para la extracción y preparación de la tintura de propóleo.

La extracción:

Se realizó en un equipo soxhlet industrial de 300 L durante 56 hrs, alternando 8 h de extracción a 45°C -50 °C y 16 h de maceración, tomando muestras a las 24 h, 48 h y 56 h. Como solvente se empleó etanol a 70 °GL y 85 °GL.

Determinación de sólidos totales:

Se tomaron 10 mL de las muestras a los tiempos señalados anteriormente y se colocó en balanza Sartorius hasta peso constante.

Finalizada la extracción, se trasvasó el extracto para un tanque colector enchaquetado para su enfriamiento a 10 °C.

Posteriormente se sometió a un proceso de centrifugación continua hasta 160 rpm y se determinó el propóleos extraído como porcentaje de sólidos en la muestra.

El extracto así obtenido se estandarizó a 5 % de sólidos totales para su posterior uso.

La eficiencia del proceso se determinó en base a la cantidad de propóleos obtenido, después de eliminar la cera del extracto, referido a la cantidad inicial de sólidos totales reportada por el laboratorio de control de calidad de las materias primas.

 

 

 

Método 2

Como preparar TINTURA de Propóleos o Própolis casera

 

Como preparar TINTURA de Propoleos o Própolis casera

Método 3

ELABORAR TINTURA PROPÓLEO y REMEDIOS NATURALES PARA EL OTOÑO para la TOS, CATARROS, ETC…

ELABORAR TINTURA PROPÓLEO y REMEDIOS NATURALES PARA EL OTOÑO para la TOS, CATARROS, ETC…

Las imágenes de la portada son únicamente de referencia.

👉 MÉTODOS de RECOLECCIÓN de PROPÓLEO

👉 MÉTODOS de RECOLECCIÓN de PROPÓLEO

Existen métodos básicos para recolectar el propóleo, en este articulo vamos a describirlos.

Este artículo presenta varios puntos de vista y se cita a cada autor:

En primer lugar se consultó el documento de COBA Agropecuaria. LINK

👉Los métodos |COBA Agropecuaria

  • 👌 El método más clásico para la recolección es el de raspado de los cuadros, pero se sabe que es muy sucio porque se acaba por raspar también parte del cuadro.
  • 👌 Otro método es mediante una rejilla de plástico que es colocada en la tapa de la colmena, las abejas se apresurarán a tapar los orificios del mismo por propio instinto, como si fueran orificios de la propia colmena.
    • Es de fácil manejo, para separar el propóleo nos basamos en la propiedad que tienen los propóleos para quebrarse a temperaturas inferiores a 15ºC.
    • Este es el método más utilizado para la obtención de propóleos.
  • 👌 Parecido al método con rejilla, está el de colocación de mallas a medida en la superficie de la colmena con 27 orificios por cm2.
    • La forma de recolección es la misma que en el caso anterior.

Segundo punto de vista de la recolección de propóleo:

El segundo documento consultado fue: una artículo llamado MÉTODOS DE RECOLECCIÓN DE PROPÓLEOS: SU INCIDENCIA EN RENDIMIENTO Y CALIDAD elaborado por Sosa López, Angela; Martín, Adrián; Subovsky, Martha; Castillo Alicia Facultad de Ciencias Agrarias. U.N.N.E. LINK

Métodos de recolección

  • ✍️ En cuanto a su calidad, la extracción por cuña resulta la más conveniente por su contenido en polifenoles totales y menor porcentaje de impurezas.
  • ✍️ La extracción con malla permite obtener un propóleos granulado, lo que facilitaría el proceso de extracción con solventes de la fracción útil del producto.

Consideraciones importantes para la recolección del propóleo.

Estos son los puntos críticos para la recolección del propóleo que debes de cuidar.

PUNTOS CRÍTICOS EN LA PRODUCCIÓN DE PROPÓLEOS DE RASPADO

  • Superficie a rapar
  • Protección de la madera
  • La herramienta de raspado
  • Dónde recolectar el raspado
  • Revisión de propóleos
  • Recipiente de almacenado
  • Condiciones de almacenamiento
  • Identificación de los envases
  • Manejo sanitario de las colmenas

PUNTOS CRÍTICOS EN LA PRODUCCIÓN DE PROPÓLEO DE MALLA

  • Ubicación del apiario
  • Tipo de malla apropiada
  • Manejo de las mallas
  • Identificación de las bolsas para la entrega
  • Transporte hasta y desde el apiario
  • Introducción en la colmena
  • Manejo de la colmena con la malla en su interior
  • Retiro de la malla en la colmena
  • Almacenamiento
  • Elección del momento en el año para producir propóleo
Descargar
Descargar
CÓMO MEJORAR LA RECOLECCIÓN DE PROPÓLEO | De Mieles y Abejas

CÓMO MEJORAR LA RECOLECCIÓN DE PROPÓLEO | De Mieles y Abejas

MEJORA LA RECOLECCIÓN DE PROPÓLEO

Hola amigos, en esta publicación tocamos el tema de MEJORAR LA RECOLECCIÓN DE PROPÓLEO , ya que como producto derivado de la colmena es de alto valor.

Para iniciar, mediante la espátula, se desprende el propóleos de aquellas zonas donde se encuentra adherido: ángulos, marcos, piezas metálicas, piquera.

No se recomienda para ello la utilización del cuchillo, ya que pueden desprenderse astillas de madera, con lo que se obtendría un propóleos con muchas impurezas.

Otra forma de recogida consiste en colocar sobre los cuadros de la colmena una parrilla de plástico o una lámina metálica perforada, que, rápidamente, será propolizada por las abejas, siendo el propóleos fácilmente obtenido mediante raspado.

Es importante que para facilitar su recogida se puede introducir la parrilla en el congelador y dejarla ahí el tiempo necesario para que el propóleos quede rígido y se desprenda mejor.

Otro procedimiento consiste en colocar una lona encima de los cuadros formando pliegues.

Todas las superficies quedan propolizadas por las abejas. Este procedimiento tiene la ventaja de que se puede obtener un propóleos más puro.

Colector de propóleo llamado pirassununga

Existe otra técnica colectora de propóleo en Brasil, llamada Pirassununga, que consiste en estimular la producción de propóleo a través de unas aberturas laterales en las paredes de las colmenas.

De esto modo, al parecer se puede aumentar la productividad hasta 600 g al mes. Se trata una invención brasileña del Sr. Carlos Eduardo Conceiçao.

Consiste en una suerte de estuche acoplado a paredes laterales amovibles en las cámaras de cría y alzas
melarias de colmenas adaptadas a la recolección de propóleo.

Esta adaptación no impide de ninguna manera buenas cosechas de miel.

Con el objetivo de forzar la producción de propóleo, se abren los laterales amovibles,dejando una rendija de unos 2 cm, dependiendo de la estación, de las condiciones y de la capacidad propolizadora de las colmenas.

A medida que esta rendija se va colmando de propóleo, se la abre más (aprox. 2 cm de cada lado cada 4 a 5 días).

En el plazo de un mes, dependiendo de la colmena (su fuerza, su capacidad propolizadora que es un factor genético dependiendo del tipo de reina) y de forraje apícola (factores estacionales y climáticos, vegetación local etc.) se consigue una barra totalmente propolizada de unos 100 gramos.

En un caso ideal, con una colmena bien fuerte, 3 alzas melarias bien pobladas con unas 80.0000 abejas, se puede llegar a rendimientos mensuales de 600 gramos.

[amazon_link asins=’365902497X’ template=’ProductCarousel’ store=’AKIAI2ZH66VIYPBKCTIA’ marketplace=’MX’ link_id=’0753be7c-fb34-11e8-8249-09598628cb6f’]

Propóleo o própolis

Propóleo o própolis

El propóleo, la mezcla maestra

El propóleo es producido por las abejas (Apis mellifera) por adición de cera y secreciones salivares al material resinoso, gomoso o balsámico que recolectan de diversas especies de plantas.

En la colmena lo utilizan con diversos fines, como: cerrar grietas, reducir las vías de acceso, recubrir y aislar
restos de animales que se hayan introducido en la colmena, consolidar componentes estructurales, barnizar el interior de las celdillas con fines desinfectantes y evitar vibraciones.

La composición del propóleo es bastante compleja y variada, ya que depende de la flora y de las condiciones geográficas y climáticas donde se elabora.

Por otro lado, se ha demostrado que A. mellifera es selectiva en la utilización de las especies vegetales. El potencial apícola de una determinada zona dependerá de la vegetación circundante y de la preferencia de ellas por un determinado tipo de flores, según color, aroma, forma y floración (Hernández et al., 2005).

Desde el punto de vista productivo, se ha sugerido que no todas las abejas de la especie Apis mellifera propolizan con la misma intensidad. Una misma colmena puede producir propóleos en diferentes cantidades en distintas épocas y también en cada año, pues las abejas trabajan según sus necesidades y posibilidades.

Además, en una misma colmena la apariencia externa de los propóleos puede variar de una extracción a otra (Hernández et al., op. cit.). El propóleo presenta una consistencia viscosa variable, dependiendo de su origen y de la temperatura.

Su color varía de amarillo claro a pardo oscuro, presenta un aroma penetrante, sabor acre y a veces incluso amargo. Está compuesto, entre otros, por (Anexo 1): resinas, bálsamos, ceras, polen, aceites esenciales, aminoácidos, vitaminas y minerales. Se han identificado más de 160 compuestos, de los cuales un 50% son fenoles (Hernández et al., op. cit.).

Las primeras investigaciones científicas surgieron en la década de los años 60, las que muestran la compleja estructura del propóleo y ponen de manifiesto numerosas aplicaciones farmacológicas. Científicos de diferentes disciplinas han profundizado en su estudio, por lo que hoy se tiene respuesta a muchas interrogantes acerca de los mecanismos de acción que explican sus propiedades antimicrobianas,cicatrizantes, estimulantes del sistema inmunológico y antioxidantes, entre otras.

Muchas de las sustancias que caracterizan la actividad biológica de los propóleos se asocian a la presencia de
sustancias fenólicas, como los flavonoides (Hernández et al., op. cit.).

Sistemas de cosecha

Si bien la calidad de los propóleos depende del tipo de flora y del ambiente, es decisivo el trabajo del apicultor, puesto que la calidad del producto resultante estará directamente relacionada con los métodos de extracción, almacenamiento y conservación.

El propóleo puede ser recolectado mediante el raspado en los bastidores de los cuadros y en otros componentes de la colmena, método engorroso e inconveniente, ya que las valiosas propiedades de este producto podrían verse afectadas por contaminación con impurezas.

Actualmente en el mercado existen rejillas para la recolección de propóleo que se colocan debajo de la tapa de la colmena; consisten en una lámina plástica o metálica que contiene ranuras, las cuales son rellenadas con propóleo por las abejas, lo que permite su fácil retirada y recolección (métodos técnicos internos).

Posteriormente se congelan y una simple presión sobre ellas permite que el propóleo se desprenda fácilmente.
Dentro de estos métodos, destacan:

  • Placas plásticas: son del tamaño y apariencia de un excluidor de reinas, pero con agujeros
    más pequeños para impedir el paso de una abeja. Se sitúan en la parte alta de la colmena,
    en sustitución de la entretapa; al percibir la pérdida de calor que se produce en esa área, las
    abejas propolizan rápidamente los agujeros. Para cosechar el propóleo, se colocan las placas
    en el congelador por 3 a 4 horas y luego se flexionan para desprender el producto (foto).
  • Mallas matrizadas: mallas plásticas de material semirígido; se ubican sobre los cabezales, en la
    última alza, igual que las placas plásticas.

Placa plástica recolectora de propóleo

Placa plástica recolectora de propóleo

Propóleo o própolis

El PROPÓLEO | una de las MARAVILLAS DE LA COLMENA

¿Qué es el propóleo?

El propóleo o propolis, etimológicamente, es una palabra que deriva de dos vocablos: pro “delante de” o “antes” y derivado del griego polis “ciudad”, refiriendo así que esta sustancia se encuentra en la entrada y en el interior de la colmena o polis de las abejas.

El propóleo designa algunas sustancias gomosas y resinosas que, segregadas por la corteza y yemas de algunas plantas, son procesadas con secreciones glandulares de las abejas hasta conseguir el producto final conocido como propóleo.

Este va a ser utilizado para diferentes necesidades de la colmena, tales como pegar fuertemente las partes móviles o rompibles que puedan caer o evitar posibles infecciones en la colmena constituyendo de esta manera, una especie de barrera en la entrada de la colmena.

Se conocen las propiedades curativas del propóleo desde los tiempos más remotos. ( Te invito a hacer una búsqueda en Google de El Papiro de Ebers)

En la Biblia se habla del propóleo con otro nombre (tzorí). Primero, cuando José es vendido a los ismaelitas que iban de Galaad (Guilad) a Egipto, se dice que la caravana de camellos llevaba perfumes, bálsamo (propóleos) y mirra (Génesis 37:25). Luego, cuando Jacob pide a sus hijos que le lleven al primer ministro de Egipto como regalo, lo mejor que hubiera en el país de Canaán, menciona en este orden “un poco de bálsamo (tzorí) y un poco de miel, perfumes, mirra, pistachos y almendras” (Génesis 43:11), alrededor del año 1 700 a.c.

En Egipto ya era empleado por los sacerdotes.

Más tarde fue utilizado por los griegos (Aristóteles lo cita en su Historia de animales).

[amazon_link asins=’8476004028,3110518899,8578278992′ template=’ProductCarousel’ store=’23011001-20′ marketplace=’MX’ link_id=’6b89b392-aba5-11e8-9ce0-e74d62c41773′]

En la Edad Media, las culturas latina e islámica lo emplean como remedio contra las enfermedades.

El propóleo es rico en bioflavonoides y aceites esenciales, además de contener oligoelementos, vitaminas y aminoácidos

También es muy valorado como conservante de la madera

De hecho, grandes maestros impregnaban sus violines con sustancias que contenían propóleo a fin de evitar su deterioro.

A final del siglo XIX y principios del siglo XX se utiliza ampliamente por los médicos militares donde tuvo una gran aplicación en los hospitales en el tratamiento de heridos de guerra.

Dentro de los productos de la colmena que poseen propiedades cicatrizantes, el propóleo no es el único, pues la miel también es capaz de contribuir en la curación de una herida.

Caída en el olvido con el desarrollo de los primeros antibióticos de síntesis, recientemente experimenta un auge, avalado por numerosas investigaciones científicas que demuestran la importancia que adquiere el propóleo dentro de las medicinas naturales.

Composición

Las propiedades físico-químicas varían según la fuente de aprovisionamiento.

Así, el color es variable, de amarillo claro (cuando proviene de las Coníferas), hasta castaño-rojizo, casi negro, pasando por una gran variedad de tonos.

Exhalan un aroma más o menos pronunciado de miel y de cera, y un olor generalmente agradable que en ocasiones nos recuerda al incienso.

Su aspecto es heterogéneo, en función de sus constituyentes.

El sabor del propóleo es más o menos amargo.

Da una sensación de quemazón en las mucosas de la boca cuando se mastica en cantidades importantes durante mucho tiempo.

Es una sustancia viscosa, pegajosa, gomosa, sumamente inestable en frío, se comienza a ablandar a partir de los  15° C, para tornarse viscosa a partir de los 3 0° C.

Su punto de fusión es cercano a l os 6 5° C. La termoestabilidad del propóleo también ha sido demostrada.

El propóleo es insoluble en agua, ligeramente soluble en alcohol y se disuelve con facilidad en éter, cloroformo, acetona y benceno.

Acciones fisiológicas y biológicas

La excelente acción antiséptica observada añad ida a las propiedades anti inflamatorias y cicatrizantes conocidas desde hace tanto tiempo y su uso en la medicina popular en el tratamiento de callosidades, heridas, quemaduras, etc. dio paso a investigaciones en las que se amplia el rango de acción del propóleo, que lo sitúan además como antihepatotóxico, antitumoral, antioxidante e inmunomodulador entre otras propiedades.

Actividad antimicrobiana

Se podría destacar la alta actividad del propóleo frente a Staphylococcus aureus, uno de los organismos que más enfermedades provoca y del que h ay que destacar su alta resistencia a la penicilina.

El propóleo es la única sustancia de la colmena que se opone a los hongos, siendo los ascomicetos particularmente sensibles.

Aunque debe ser validado con estudios posteriores, se postula la hipótesis de que la actividad antifúngica puede estar influenciada por la presencia de distintas concentraciones en los extractos anal izados de algunos derivados cinámicos y flavonoides.

El origen geográfico del propóleos y el solvente usado en la extracción también influencian en la actividad antifúngica.

También se ha demostrado la capacidad de los extractos de propóleos de contener el desarrollo de virus patógenos. Se han realizado varios estudios sobre la eficacia de esta sustancia en el tratamiento del grupo de los Herpes simplex virus, así como de algunos adenovirus, coronavirus y rotavirus.

Se podría concluir que el propóleo tiene un verdadero valor farmacológico como componente natural de  procedencia vegetal y no como fuente de u nos nuevos potenciales componentes anti bacterianos, antimicóticos o antivirales.

Así, el propóleo se utiliza en enfermedades infecciosas y es considerado, en la actualidad, como el antibiótico natural por excelencia.