🐝🌷 COMPONENTES E IMPORTANCIA DE LA POLINIZACIÓN

🐝🌷 COMPONENTES E IMPORTANCIA DE LA POLINIZACIÓN

La polinización es un factor fundamental para el desarrollo de un ecosistema, es por ello que conocer los componentes y su importancia es elemental.

La atracción floral y el pecoreo

Son tres componentes bioquímicos los más importantes en la identificación de la flora:

  • El olor
  • El color
  • El valor nutritivo del néctar y polen

Cuando las abejas se aproximan a las plantas en floración el primer estímulos que reciben es el olor.

Por lo general los polinizadores perciben el aroma a distancias considerables.

En el caso de la abeja, recibe los estímulos odoríferos a través de las antenas.

Una vez recibida esta información se generan patrones de pecoreo que se complementan con las memorias del terreno y otros elementos.

A medida que la abeja se aproxima más a las flores, la siguiente pista hacia el polen y néctar es el contraste del olor de los pétalos contra el fondo verde del follaje.

El color de la flor se interpreta por la reflexión y refracción de la luz en la superficie de las células de plantas.

El grupo más importante de pigmentos son los flavonoides, los cuales crean el espectro ciánico ( naranja, rojo, azul) amarillo y blanco.

Los carotenoides que originan amarillos principalmente y algunos naranjas y rojos.

Otros pigmentos menores son la clorofila ( verde ) quinonas (rojos y amarillos) y alcaloides (rojos, amarillos, y algunos púrpuras)

Las abejas son atraídas a la flores que se ven azules o amarillas a los ojos humanos, ellas distinguen diferencias en la absorción en la región ultravioleta del espectro y son muy sensibles a la absorción intensa del espectro ultravioleta por parte de flavones y flavonoles.

No obstante que las abejas no perciben el color rojo visitan flores de este color si los pétalos tienen los flavones que absorben rayos ultravioletas.

Además del olor y el color, la forma de los pétalos de la flor es un importante elementos de identificación para las abejas, las flores con marcadas formas son más estimulantes que aquellas con bordes lisos.

Una vez que la abeja se posa en la flor, recibe orientación adicional al néctar por el color y el olor de los pétalos que crean una especie de camino hacia él, debido a variaciones estructurales de los tejidos y creando una distribución diferencial de pigmentos en el tejido de la flor.

CLASIFICACIÓN DE LA CALIDAD DE LA COLMENA PARA LA POLINIZACIÓN

CLASIFICACIÓN DE LA CALIDAD DE LA COLMENA PARA LA POLINIZACIÓN

CLASIFICACIÓN DE LA CALIDAD DE LA COLMENA PARA LA POLINIZACIÓN

Respecto a lo anterior, la Norma Chilena 3255. C2011 “Polinización: calidad de la colmena para servicio de polinización de cultivos hortofrutícolas y análisis del polen para su diferenciación según el origen botánico” es la que rige las actividades de polinización actualmente en nuestro país.

Esta norma define tres categorías de colmenas para polinizar: Buena, Regular y Mala, donde Buena es la única que sería capaz de generar una polinización efectiva.

Categorías de colmenas para polinización, según la población de abejas adultas, crías y marcos de miel.


Categorías de colmenas para polinización, según la población de abejas adultas, crías y marcos de miel.

El procedimiento para la evaluación de la colmena involucra la cuantía de abejas adultas y crías, respectivamente:

  • Población de abejas adultas. Se debe realizar el recuento del número de marcos con abejas adultas, por los dos costados.
  • La cría. En cada uno de los 10 marcos que compone la colmena, se debe evaluar el porcentaje de cubrimiento por cría abierta (larvas en diferentes estados de desarrollo) y cría cerrada (cría operculada)
Descripción del porcentaje de crías abiertas y cerradas en cada marco de la colmena de abejas.

Fuente: Manual Apícola. INDAP

LA FLORA APÍCOLA | LA MPORTANCIA | De Mieles y Abejas

LA FLORA APÍCOLA | LA MPORTANCIA | De Mieles y Abejas

¿PORQUÉ ES IMPORTANTE LA FLORA APÍCOLA?

Hola amigos, esta publicación la dedicamos a las flores, es importante recordar que las abejas suelen adaptarse al entorno donde se encuentran y a veces sin haber aunque nosotros no veamos la floración las abejas hallan la forma.

Al establecer una zona destinada a la producción apícola, es importante determinar la flora circundante y los recursos que esta aporta a la colmena, pues estos le imprimen las características o propiedades organolépticas especiales (olor, color, sabor) a los productos que se generan en los apiarios.

De la misma manera, permite obtener productos diferenciados, así como establecer pautas de manejo de las colmenas y el aprovechamiento de los recursos ofertados por las plantas.

Conocer la flora apícola en una determinada zona, región o finca, debería ser el primer requisito que se debe tener en cuenta para asegurar el éxito de la práctica apícola.

Uno de los beneficios derivados del conocimiento de oferta la floral es la determinación botánica de las mieles y pólenes, es decir, la diferenciación de los productos de acuerdo con la especie botánica de la cual se obtuvo el recurso y de la que derivan su valor medicinal o nutritivo.

La diferenciación por origen geográfico permite establecer las zonas en donde se están produciendo las mieles, teniendo en cuenta la gran diversidad de ecosistemas colombianos que aportan recursos para el aprovechamiento de las abejas.

El origen geográfico de las mieles está determinado por el área donde está ubicada la flora apícola que ha sido utilizada por las abejas en la producción de miel y polen.

Al igual que la determinación botánica, el origen geográfico permite la diferenciación de los productos obtenidos y su conocimiento se considera una herramienta que contribuye al desarrollo de garantías para los procesos de comercialización y que puede facilitar su seguimiento y trazabilidad.

Conocer la flora y el espacio geográfico que está dando origen a los productos de la colmena permite mejorar la productividad de la misma y desarrollar acciones para acceder a mercados diferenciados ofreciendo productos con un mayor valor agregado.

Fuente consultada: Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt

EVOLUCIÓN DE LA POLINIZACIÓN

EVOLUCIÓN DE LA POLINIZACIÓN

EVOLUCIÓN DE LA POLINIZACIÓN

En el éxito evolutivo de las plantas con flores y su alta diversificación, los insectos –a través del proceso de polinización– han desempeñado un papel de gran importancia.

Polinización es la transferencia de polen desde el órgano reproductivo masculino de una flor al órgano femenino de otra flor. La polinización cruzada ocurre entre individuos diferentes de la misma especie. Si el polen es compatible, ocurre la fecundación del óvulo y la formación del fruto (Fig. 1).

LA POLINIZACIÓN, FACTOR CLAVE EN LOS CULTIVOS

  • Aumenta el tamaño, la uniformidad, la cantidad y la calidad (textura y sabor) de los frutos
  • Contribuye al 35% de la producción agrícola del mundo
  • Aumenta la vida útil de los frutos
  • Incrementa la capacidad germinativa de las semillas
  • Contribuye a la cuaja de los frutos
  • Reduce la caída del fruto durante el crecimiento

ABEJA MELÍFERA COMO POLINIZADOR

De todos los insectos, la abeja de miel (Apis mellifera L.) es el polinizador de huertos comerciales más eficiente, de mayor población y posibilidades para ser manejado por el hombre. Por este motivo, mejorar las prácticas de polinización es un desafío de primera importancia y una necesidad para apicultores y agricultores.

La fortaleza de la colmena (número de individuos) está directamente relacionada con la eficiencia de polinización: una alta población de abejas tiene una mayor proporción de pecoreadoras que buscan néctar y polen entre las flores del huerto, lo que aumenta las probabilidades de ocurrencia de polinización (Fig. 2).

El principal servicio de las colmenas es la polinización, pero ¿son dependientes nuestros cultivos de la polinización por abeja melífera? (Fig. 3).

Fuente: CENTRO DE BIOTECNOLOGÍA DE SISTEMAS – DIVISIÓN AGRICULTURA

POLINIZACIÓN | APICULTURA | De Mieles y Abejas

POLINIZACIÓN | APICULTURA | De Mieles y Abejas

LA POLINIZACIÓN

Hola Amigos, muchos hemos escuchado o leído acerca de la polinización y lo importante que es para el planeta, sin embargo pocos conocemos la razón por la cual la abeja es tan importante en este proceso, es por ello que les brindo esta información.

La polinización es el paso del polen desde el estambre de la flor (elemento masculino) hasta el estigma del pistilo (elemento femenino) mediante el que se produce la fecundación.

Las flores perfectas (hermafroditas) se autopolinizan, al caer el polen de las antenas en el pistilo sin la intervención de ningún agente externo.

En el resto de especies, el pistilo de la flor necesita recibir el polen de otra para fecundarse. Esas flores pueden estar en la misma planta (melón) o en plantas distintas (kiwi) y necesitan un agente polinizador.

Los dos agentes polinizadores más importantes son el viento y los insectos. El primero, transporta los pólenes pequeños y ligeros (sauces, pinos, encinas, álamos, trigo, maíz, gramíneas, etc.); los segundos, transportan los pólenes gruesos y pesados.

En nuestro caso, las abejas recolectoras al trasladarse de una flor a otra en busca de néctar se impregnan de granos de polen que depositan en el pistilo de otras flores.

Fecundados los óvulos de la flor, se hace innecesario el tránsito de más polen por lo que se interrumpe la secreción de néctar, forzando a las abejas a visitar otras flores. La relación entre planta y abeja es muy estrecha de tal forma que algunas especies sólo se reproducen si hay abejas.

Hay estudios que demuestran que el equilibrio de muchos ecosistemas dependen de las abejas, de tal modo que los años de gran actividad apícola se corresponden con el aumento de la masa vegetal en los años siguientes y mayor cantidad de frutos silvestres, lo que lleva a un mejor desarrollo de muchas especies faunísticas.

Ello nos indica que la importancia de la apicultura no radica tanto en los productos de la colmena, cuanto en la acción polinizadora que llevan a cabo las abejas, pues se calcula que los beneficios indirectos generados por estos insectos superan en más de 15 veces todos los productos apícolas.

En concreto, la producción agrícola aumenta de media entre un 20 y un 30%; 80% el kiwi; 55% las mandarinas; 30% el girasol; 20% las legumbres; 13% las manzanas; etc.

Y, lo que es más importante, el tamaño y la calidad de los frutos y semillas es mejor, más uniforme y sin deformaciones.