OBTENCIÓN DE CERA DE ABEJAS | 2DA PARTE | De Mieles y Abejas

OBTENCIÓN DE CERA DE ABEJAS | 2DA PARTE | De Mieles y Abejas

CERA DE ABEJAS SEGUNDA PARTE

En la primera parte de este artículo tuvimos información acerca de la obtención de la cera de opérculo, ahora nos toca obtención de la cera por recuperación de la cera de abejas.

CERA DE RECUPERACIÓN

DESCRIPCIÓN

La cera de recupero se obtiene básicamente de panales viejos de colmenas, normalmente oscurecidos por agregado de propóleos natural que las abejas realizan sobre la cera, y otros elementos como polen, mudas y restos anatómicos, dentro del nido de cría, con el paso del tiempo, y que luego los apicultores reciclan para “recuperar” su cera.

Estos panales se originaron en láminas de cera estampada que los apicultores agregaron previamente a las colonias de abejas en su práctica de manejo habitual y que son provistas por la industria manufacturera de cera (estampadores).

La cera de recupero es una cera de menor calidad que la cera de opérculos debido a que, en general, es una cera que tiene diferentes sustancias diferentes a la cera (propóleos, polen, restos de muda, etc.).

Por otro lado, la práctica apícola convencional utiliza productos farmacéuticos veterinarios para el control de las enfermedades de las abejas, por lo tanto, la cera de recupero puede contener residuos de estos medicamentos que se utilizan en apicultura.

Adicionalmente, se produce una suerte de acumulación de principios activos y otras sustancias liposolubles a lo largo de los años, que generan que al momento del “recupero” la cera posea estas otras sustancias además de los agregados antes mencionados (por eso la práctica recomendada es el recambio periódico de los panales de la cámara de cría, eliminando las cargas crecientes de residuos de medicamentos  eterinarios).

En el proceso industrial del estampado, suele estar el hábito de agregar diferentes sustancias, normalmente parafina o estearina, para otorgar nuevas características a las láminas de cera estampada y por lo tanto, ya no es cera pura.

Vale la pena mencionar que la práctica de agregado de parafina u otras sustancias tiene también un objetivo comercial, por lo que puede volverse peligrosa ante agregados excesivos de materiales extraños a la cera de abejas virgen o natural, generando adulteraciones y fraudes comerciales, sin mencionar que muchas veces esas “ceras adulteradas” resultan extrañas a las abejas, con la consecuente pérdida económica para los apicultores.

Finalmente, esta cera puede contener residuos de sustancias químicas utilizadas en el almacenamiento de los panales durante los períodos “entre cosechas” (etapa invernal)

Métodos de obtención 

Existen varios métodos de recupero de cera. Todos consisten en generar temperatura para que los panales o trozos de panales alcancen el punto de fusión de la cera, licuándola y comienza a discurrir hacia moldes que le dan una nueva forma: los “bloques” de cera de abejas.

Se utilizan desde la tecnología de inyección de vapor en centrífugas especiales (los más utilizados actualmente a mediana y gran escala en Argentina), equipos solares u otros métodos de menor escala como la inmersión en agua caliente. A continuación, se describen los métodos más tradicionales utilizados en la Apicultura Argentina: 

a) Derretidores solares.

Consiste en un receptáculo (por ejemplo un cajón de madera), con las paredes interiores pintadas de color oscuro e intermitentemente forrado en chapa galvanizado o papel de aluminio, y cubierto con una tapa de vidrio (ya sea simple o doble); todo el equipo tiene una inclinación gradual y puede moverse en dirección de los rayos solares.

Sobre el fondo inferior del cajón existe una rejilla de filtrado con un orificio inferior donde la cera cae a un recipiente (preferentemente con agua limpia).

La operación de extracción consiste en colocar los cuadros con los panales dentro del receptáculo o caja en la parte superior, y esperar que el calor producido por los rayos solares caliente y derrita la cera que corre hacia abajo por gravedad y la inclinación del fondo, pasa por la malla (se filtra) y la cera se  cumula en el molde de desagüe donde se enfría y endurece formando un bloque. 

  • Fortalezas: si se cuenta con el equipo, el costo operacional es casi nulo. Su costo de fabricación en general es bajo, en función de la escala  el mismo. 
  • Desventaja: es un método que extrae menos porcentaje de cera que el resto, ya que parte de la cera queda adherida a la borra, y extraerla requiere más temperatura.

Es un método que requiere que se controle la temperatura, ya que si no se controla, se corre el riesgo de sobrecalentar la cera alterando su color y aroma. 

b) Inmersión en agua caliente.

Se coloca en un recipiente una proporción del 30% de agua respecto al volumen de cera y se calienta hasta alcanzar una temperatura cercana al hervor del agua. Una vez que se observa que el opérculo se ha derretido por completo se separan impurezas mediante filtrado y se escurre la mezcla de agua-cera hacia un molde cónico.

Cabe aclarar que de este bloque tendrá en su  arte inferior todas las impurezas, las cuales pueden ser retiradas de manera manual o mecánica, una vez frío, volviendo esta capa de impurezas y cera a reproceso. 

  • Fortalezas: si se cuenta con el equipo, el costo operacional es bajo (requiere de una fuente de calor). Su costo de fabricación en general es bajo (un recipiente sano). 
  • Desventaja: es un método que requiere que se controle la temperatura, ya que si no se controla, se corre el riesgo de sobrecalentar la cera alterando su color y aroma.

Requiere que el recipiente sea de materiales que no alteren el color de la cera. 

c) Método de inyección de vapor de agua.

En general se utilizan 2 tipos de equipos, las bateas fijas y los extractores centrífugos. Este último es el proceso más utilizado por la industria argentina actualmente.

Consiste en un equipo centrifugador de extracción de miel con los mismos principios y características al descrito en el punto de obtención de cera de opérculo a través del método de centrifugado.

Se diferencia en que este equipo posee inyectores de vapor de agua, que pueden provenir (por ejemplo) de una caldera de alta recuperación.

La cámara del extractor debe contar con cierres herméticos o trabas que impidan la pérdida del vapor, para que éste pueda cumplir la función de derretimiento de la cera.

Además, los equipos más sofisticados cuentan con un recubrimiento aislante que presenta un bajo coeficiente de transferencia térmica a fin de contar con la mejor aislación posible del medio exterior.

El vapor escapa junto con la cera líquida por la abertura de salida de la misma. Cuando se fabrican estos equipos de manera casera, es importante tener en cuenta el cubicaje y emparejamiento de ambos equipos: extractor y caldera, con la finalidad de lograr un proceso sin cuellos de botella, considerando las condiciones de higiene y seguridad de los operarios.

El proceso de fundición de la cera es el siguiente, los cuadros con los panales viejos se introducen dentro del centrifugador, se cierra, se acciona el mismo y se abre la válvula de paso del vapor hacia la centrífuga.

Se deja por un periodo de tiempo aproximado que dependerá de algunas variables como aislación, temperatura externa, presión de vapor, mecanismo de inyección, etc.

La cera al derretirse se filtra por un orificio inferior y se conduce hacia un recipiente denominado molde, de donde saldrá el bloque y en el canasto del centrifugador queda la borra que está conformada por los restos de mudas, propóleos y un porcentaje de cera, el cual puede ir de nuevo a reproceso o utilizarse para combustión.

Al terminar el lote se retiran los cuadros, los cuales serán lavados con agua caliente y en ocasiones con ácidos o bases para mejorar la limpieza de los mismos.

 

 

OBTENCIÓN DE CERA DE ABEJAS | APICULTURA | De Mieles y Abejas

OBTENCIÓN DE CERA DE ABEJAS | APICULTURA | De Mieles y Abejas

CERA DE ABEJAS

Hola amigos, otro de los temas importantes para el apicultor es la cera, la posibilidad de contar con este producto muchas veces constituye un impulso a la actividad, es esta ocasión nos basaremos en la  GUÍA DE BUENAS PRÁCTICAS DE PRODUCCIÓN DE CERA DE ABEJAS del  PROYECTO MEJORA DE LAS ECONOMÍAS REGIONALES Y DESARROLLO LOCAL, iniciamos.

La cera de abejas es una sustancia producida por las abejas melíferas o Apis mellifera, y se obtiene de los panales de las colmenas. Esta obtención la realizan normalmente los apicultores a partir de la crianza de abejas en colmenas, y en algunos casos menos frecuentes, se extraen de colmenas silvestres.

Los apicultores obtienen la cera de abejas de dos fuentes principales: 

Cera de Opérculo: es la cera que se obtiene de los cuadros de miel, a través del proceso de desoperculado y extracción de la miel, y 

Cera de Recuperación: es la cera proveniente de los panales usados (que ya no sirven, rotos o tienen cierto uso en la cámara de cría de la colmena) y/o del raspado del material.

Cabe señalar que por la cantidad de información en este artículo vamos abarcar solamente la CERA DE OPÉRCULO, en la siguiente veremos la CERA DE RECUPERACIÓN

CERA DE OPÉRCULO

Descripción

La cera de opérculos es considera de mayor valor o calidad (color blanco o amarillo claro) y su extracción es indirecta, principalmente, debido que se da en el momento de extracción de miel cuando se desoperculan los cuadros melarios para su centrifugación.

Su composición se aproxima a la cera virgen, por lo tanto se debe manipular la cera de opérculos por separado de las demás ceras que se obtienen de otras fuentes.

La cera de opérculos recién obtenida se encuentra mezclada con miel (opérculo húmedo). En consecuencia, el peso del opérculo húmedo corresponderá a una fracción de cera y otra de miel, la cual puede llegar al 50% del peso total del opérculo húmedo.

Métodos de obtención

Luego del proceso de desoperculado de los panales para la posterior extracción de miel, la cera de opérculos contiene una buena proporción de miel adherida y entremezclada. Los métodos para obtener la cera de opérculo consisten básicamente en procesos que facilitan la separación de la miel antes mencionada, con la finalidad que cada producto apícola continúe hacia los siguientes pasos productivos.

Escurrimiento.

El equipo donde se realiza la operación está conformado por una batea con rejilla filtrante, donde se deja el opérculo húmedo un tiempo (normalmente entre 8 a 12 hs) para el escurrimiento de la miel a través de la rejilla. Luego se retira el opérculo manualmente y se lo almacena para el próximo proceso de derretimiento y formación de bloques, y la miel filtrada se vierte por medio de una canilla ubicada en la parte inferior de la batea y se colecta en recipientes aptos para alimentos, o bien se mezcla con la procedente del extractor. 

Fortalezas: es un proceso que se realiza en frío, y en consecuencia tanto la cera como la miel mantienen su composición sin sufrir ninguna alteración de sus características fisicoquímicas. 

Debilidades: dado que requiere de tiempo para el escurrimiento, si no se cuidan las condiciones ambientales aumenta significativamente la probabilidad de que la miel absorba humedad del medio, por otro lado es un proceso poco eficiente respecto a lo operativo y se vuelve complejo a gran escala. También es un gran atrayente de abejas y fomenta el pillaje de abejas. 

Centrifugado.

La separación de la miel y el opérculo se realiza por medio de un equipo centrífugo en el cual se introduce el opérculo húmedo, que cuenta con una camisa externa fija y otra interna de pared cribada que gira. La tecnología de los equipos varía dependiendo la marca adquirida. El equipo funciona constantemente hasta que la miel se escurre a través de los orificios de la camisa interna, quedando la cera dentro de ésta. La descarga de la miel se realizara a través de una salida inferior. La cera se extraerá manual o mecánicamente (por ejemplo mediante un raspador) según la tecnología seleccionada, almacenándose para su comercialización per se, o bien para un siguiente proceso de derretimiento y formación de bloques. 

Fortalezas: el proceso se realiza en frío sin alterar las características de los productos. Es un proceso eficiente, considerado uno de los mejores sistemas para medianas y grandes escalas.

Debilidades: la principal debilidad es la pérdida de tiempo que insume en el desarme manual del equipo para su correcta limpieza, la que  resulta clave para evitar la proliferación de hongos y levaduras a partir de los restos de miel que sirven como “medio de cultivo”.

Desde el punto de vista de la miel se observa que partículas minúsculas de cera pasan por las cribas junto con la miel convirtiéndose en un problema para la producción de esta última debido a la lentitud de su separación durante la decantación de la miel.
Adicionalmente se pueden generar microburbujas y/o espuma formadas por miel. Cera y aire, que dificultan aún más la decantación e incluso pueden convertirse en núcleos de cristalización errática, que a veces se percibe como betas en la miel cristalizada, y producen rechazos comerciales.

Fundido.

Existen varias tecnologías, siendo la más tradicional una batea que contiene una serpentina suspendida en su interior, por la que circula fluido caliente impulsada por una bomba (por ejemplo una bomba de agua caliente alimentada por una caldera). El fluido caliente circulante genera un aumento de la temperatura de la serpentina (generalmente por encima de los 80 °C, superior al punto de fusión de la cera) y el consecuente derretimiento del opérculo húmedo que cae sobre la serpentina luego del desoperculado de los panales. El derretimiento por temperatura logra la fluidificación de los 2 materiales y la separación de los mismos debido a su densidad, flotando la cera líquida sobre la miel líquida. La batea posee dos orificios de salida a distintas alturas, uno para la miel y otro para la cera. También se suele combinar la metodología de escurrido y luego se funde complementariamente a calor solar. 

Fortalezas: con este proceso obtiene el bloque de cera de opérculo en un solo paso y de manera directa, convirtiéndose en un beneficio para el productor primario que recibe el bloque en vez de la cera para fundir. 

Desventajas: se calienta la miel y se alteran algunos parámetros fisicoquímicos, como el HMF (aumenta) o la actividad de diastasa (disminuye); si la batea se encuentra sobrecalentada y la cera permanece por mucho tiempo dentro de está se verán afectadas sus características, fundamentalmente el color; además, este proceso necesita de grandes volúmenes de materia prima para que funcione correctamente. 

Extrusión (prensado).

El equipo posee un sinfín extrusor que gira dentro de una tubería que presenta cribas por las que se filtra la miel del opérculo húmedo, que es sometido a presión por el sinfín. En el extremo de la tubería (salida) se encuentra el cabezal que posee un orificio por el que va saliendo la cera prensada, en forma continua, mientras el sinfín se encuentre en estado operativo, almacenándose para su siguiente proceso de fundición y formación de bloques. 

Fortalezas: el proceso se realiza en frío sin alterar las características del producto, no se necesitan de grandes volúmenes para poner en funcionamiento el proceso. 

Debilidades: el proceso debe ser cuidado de las contaminaciones físicas (maderas, clavos, alambre, entre otros) ya que el equipo involucrado sufriría desperfectos; además hay que dedicar tiempo al desarme del equipo y su limpieza, que deben realizarse en forma manual.

Muy pronto subiré la parte dos.

 

CERA DE ABEJA

CERA DE ABEJA

CERA DE ABEJA | UNA MARAVILLA DE LA NATURALEZA

INTRODUCCIÓN

La cera es el material que las abejas usan para construir sus colmenas. Es producida por las abejas melíferas jóvenes que la segregan como líquido a través de sus glándulas cereras, durante su tercera semana de vida.

Al contacto con el aire, la cera se endurece y forma pequeñas escamillas de cera en la parte inferior de la abeja (un millón más o menos significa un kilo de cera), permitiéndole masticarla y moldearla para la construcción de los alvéolos hexagonales de sus panales, ya estructurados rígida y  eficientemente estos alvéolos para conservar la miel y el polen; la reina deposita en ellos sus huevos y las nuevas abejas se crían en su interior.

La cera puede ayudar a proteger la colmena de infecciones y contaminantes, es producida por todas las especies de abejas melíferas, aunque las ceras producidas por diferentes especies de abejas tienen propiedades químicas y físicas levemente diferentes.

En general, las características de la cera son las siguientes:

Características físico-químicas de la cera

 

VENTAJAS DE LA CERA DE ABEJAS

La cera de abejas en un producto excelente para las comunidades rurales, tanto en su consumo interno como en la venta:

  • La transformación de la cera de abeja es fácil. Para prepararla en una calidad requerida para la venta se necesita simplemente calor y métodos de fltraje, para asegurar su pureza.
    Puede ser presentada en forma de bloques usando contenedores de cualquier tamaño como moldes.
    Los bloques se pueden romper en pedazos pequeños para que los compradores aprecien su pureza y limpieza.
  • El transporte y el almacenamiento de la cera no son complicados, porque no se necesitan contenedores especiales. La cera se vende normalmente como pequeños bloques envueltos en sacos de arpillera.
  • La cera de abeja no se deteriora con el tiempo. Los apicultores independientes o las cooperativas pueden irla almacenando hasta recoger las cantidades suficientes para la venta.
  • Como con la miel, la cera puede ser considerada un producto de exportación apropiado para los países en vías de desarrollo, ya que la apicultura se puede aplicar sin que sea necesario utilizar tierra indispensable para la producción alimenticia local. 
  • En las áreas donde la mayor parte de la producción de la miel se consume localmente y donde no se usa la cera, los panales generalmente son destruidos, aunque podrían tener un valor de mercado. Por esto es necesario enseñar a los apicultores los métodos de recolección de la cera e instarlos a que la vendan junto a la miel.
  • Con la introducción de la cera estampada se evita una semana de trabajo de las abejas para construir el panal, con la consecuente disminución del consumo de los recursos alimenticios, por lo tanto, mayor producción de miel.

USOS DE LA CERA DE ABEJA

La principal inquietud entre los apicultores y apicultoras para recuperar la cera de las abejas es para crear un marco nuevo en la colmena, con el laminado de dicha cera.

La cera de abeja tiene muchos usos tradicionales relacionados con sus propiedades: hidratante natural muy nutritivo, antiinflamatorio, antibacteriano, antialérgico y antioxidante.

En algunos países de Asia y África, es utilizada para crear tejidos y en la fabricación de pequeños adornos de metal por medio del método de la cera fundida.

Es ampliamente usada como agente impermeabilizante para la madera y el cuero y para el refuerzo de hilos.

Es usada en la industria, tales como fábricas de candelas y como ingrediente para ungüentos, medicinas, jabones y betunes.

Tiene una excelente demanda en el mercado mundial. Hay más de 300 industrias que la usan.

Las industrias de cosméticos y farmacéuticas son los principales consumidores, representando el 70% del mercado mundial y utilizan cera de primera clase que no puede ser sobre calentada.

Otros consumidores importantes son las industrias que la necesitan para la elaboración de cosméticos y candelas.

Se usa también en la manufactura de componentes electrónicos y discos compactos, en el modelado y en el mercado de la industria y del arte, en betunes para calzado, muebles y ceras de injerto para pisos y en las fábricas de lubrifcantes. 

OBTENCIÓN DE LA CERA  DE ABEJAS

Los apicultores obtienen la cera de los panales viejos y de los opérculos resultantes de extraer la miel.

El opérculo es una capa de cera con la cual las abejas cubren las celdas del panal, donde hay miel o crías.

La cera de opérculo es pura, al ser cera nueva.

Para obtener el opérculo es necesario un proceso denominado desoperculación.

Opérculo

Opérculo

Los marcos negros son la resultante de los panales que han recibido múltiples mudas.

El uso de las celdas provoca envejecimiento de la cera y los restos que dejan las abejas al nacer se pega a sus paredes, hecho que hace disminuir su tamaño útil, hasta el punto que la abeja decide no utilizarlas más.

Se identifican los marcos negros visualmente de forma muy clara, por su tono oscuro.

Marcos reutilizables y marcos no reutilizables (marcos negros)

Marcos reutilizables y marcos no reutilizables
(marcos negros)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aunque la recuperación de la cera de los marcos negros es un proceso secundario, no es prescindible, al ser importante para renovar los panales y evitar que las abejas abandonen la colmena y enjambren en otro sitio.

Los medios de recuperación de la cera son básicamente tres, con agua, vapor o solar, y constan en la aplicación de calor.

En este caso se opta por el cerifcador solar por ser una tecnología que aprovecha la energía del sol, disminuyendo así la emisión de gases de efecto invernadero.

De un panal Langstroth, se obtienen entre 120 y 180 g de cera virgen. e los opérculos, se obtienen de 1 a 1,7 kg de cera por 100 kg de miel extraída.