Seleccionar página

Tipos de miel por FLORACIÓN

Miel diferenciada por origen floral

Es la miel que posee una dominancia de polen o de néctar que le da características organolépticas definidas; son estas características las que permiten diferenciar una miel de otra.

Para producirla, los apicultores colocan sus colmenas en la zona y temporada de la floración elegida, de manera que las abejas puedan recoger el polen y el néctar de esas flores. Esta miel no es mezclada ni homogeneizada y no lleva aditamentos, adulteración, ni alteración alguna de su naturaleza.



Miel de flores

La producida por las abejas a partir del néctar de las flores. Se distinguen las siguientes variedades:

Monofloral o unifloral:

Predominio del néctar y polen de una especie en un mínimo de 45%. Por ejemplo, mezquite, girasol silvestre, manglar, castaño, romero, tomillo, brezo, naranjo o azahar, tilo, acacia, eucalipto, lavanda o cantueso, zarzamora, alfalfa, etc.

Multifloral

Mil flores, del néctar de flores de varias especies vegetales diferentes y en proporciones muy variables.
– De la sierra, montaña o monte, manglar y del desierto: la proveniente de plantas de estos ecosistemas. Ejemplos de estas plantas son: vara dulce, olin, casahuate, mezquite, mangle.

Miel de mielada o mielato, miel de rocío o miel de bosque: es la producida por las abejas a partir de las secreciones dulces de pulgones, gusanos, cochinillas y otros insectos chupadores de savia, normalmente de pinos, abetos, encinas, alcornoques y otras plantas arbustivas. Suele ser menos dulce, de color muy oscuro, se solidifica con dificultad y no es raro que exhiba olor y sabor especiados, resinosos. La miel de mielato procedente de pinares.

La importancia de la floración para las abejas y la miel.

La relación que existe en el ecosistema de la miel es simbiótica entre las abejas y las flores.

Los cultivos de flores y plantas huertos que producen alimentos se benefician del trabajo de las abejas.

Aproximadamente dos tercios de las especies de cultivos en el mundo requieren de la polinización por animales (Free 1993; McGregor 1976 y Roubik 1995).

Respecto a los insectos, numerosos estudios han demostrado que la participación de las abejas silvestres es tanto o más efectiva que la realizada por Apis mellífera en la polinización de cultivos (Heard 1999; Freitas & Paxton 1998; Richards 2001; Kremen et al. 2002)

Fuentes:

Artículo 1

Artículo 2

 

 

Shares