Select Page

El Dzidzilché o ts´iits´ilche la joya en riesgo.

La apicultura en el Estado de Yucatán ha sido una actividad heredada, una riqueza cultural que es más profunda que la operación diaria de sólo “cuidar de las abejas”.

Es  una serie de prácticas que incorporan elementos mayas y católicos en sus prácticas, el pedir permiso al señor del monte para poner las abejas es algo común entre los apicultores de mayor edad y es algo que puede estar en riesgo.

El conocimiento ancestral se combina con el técnico impulsado por la modernidad, en diversas ocasiones existen choques fuertes, apicultores de mucha experiencia ven con desconfianza algunas técnicas modernas ya sea por desconocimiento o porque de plano no funcionan porque las prueban y los resultados son desalentadores.

Muchos de esos apicultores recuerdan las épocas cuando salían al monte a ver las flores de Dzidzilché (gymnopodium-floribundum) cuando era su época, y ahora cada día hay menos.

Quien esté libre de culpa…

La realidad es que las flores de este árbol tienen un nectar especial, las abejas al pecorearlo y generar la miel con alto contenido de su escencia crean una miel especial, una que se dice llena de propiedades superiores a la miel silvestre multifloral.

Unos apicultores exhaltan sus propiedades al decir que es una miel que no se cristaliza, cosa que he comprobado ya que tengo varias en reserva que aún en condiciones de frío mantienen su viscocidad.

A pesar de sus atributos son muy pocos los apicultores que se dedican a explotarlos a menudeo, la mayor parte prefiere la venta a granel o por tambos de 300Kg que a veces por el afán de vender cantidad combinan.

Hemos platicado en otros artículos que son muy pocos los apicultores que tienen tierras y que pueden sembrar la floración que deseen, sin embargo tampoco hay un programa de gobierno que vea por ellos desde ese punto de vista, de la floración y la gran pérdida que se ha generado por falta de una política pública que no vea por ello.

Por desgracia y como ha pasado con muchas especies de flora y fauna, hasta que está al filo de la extinción tenemos noticias, ayudas, propuestas de política pública y mucho ruido mediático, y como dice el conocido adagio, nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde.

Dzidzilché o ts´iits´ilche (gymnopodium-floribundum)

En la página web del Centro de Investigaciones Científicas de Yucatán (CICY) se encuentra una ficha descriptiva muy interesante la cual transcribo a continuación:

Taxón: Gymnopodium floribundum Rolfe.
Ver imágenes >>
Basónimo: Gymnopodium floribundum Rolfe var. antigonoides (B. L. Rob.ex Millsp. & Loes.) Standl. & Steyerm.
Sinónimos: Millspaughia antigonoides B. L. Rob. ex Millsp. & Loes. — Gymnopodium antigonoides (B.L. Rob. ex Millsp. & Loes.) S.F. Blake, Millspaughia leiophylla S.F. Blake, Millspaughia ovatifolia B.L. Rob. ex Millsp. & Loes. — Gymnopodium ovatifolium (B.L. Rob. ex Millsp. & Loes.) Blake.
Nombres comúnes: ts’iits’ilche’, sak ts’iits’il che’ (maya).
Distribución en la Península de Yucatán:   Ver mapa >>
Ejemplares de herbario colectados en la península:
  • Campeche: C. Chan 5040, CICY, XAL, MO.
  • Q. Roo: F. May et al. 1845, CICY, MO.
  • Yucatán: C. Chan 4898, CICY, MO.
Distribución en México: Chis., Oax. y Tab.
Distribución general: Centroamérica (Belice y Guatemala).
Habito (Vegetación): Arbustos o árbol 2-7 m.
Hábitats: DC, SBC, SM, SBI
Climas: Aw0, Aw0(x’), Aw1, Aw1(x’), BS0(h’)(x’), BS1(h’)w
Categoría de riesgo: Atención menor.
Uso: Melífera y combustible.
Fenología:
Ene Feb Mar Abr May Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic
Flor X X X X X X X X X
Fruto X X X X X X X X X

 

Shares