Seleccionar página

LAS POLILLAS DE LAS COLMENAS

Uno de los mayores enemigos del colmenar lo constituyen las mariposas o polillas Ilamadas vulgarmente de la cera, que con sus ataques merman o destruyen por completo las productoras de tan lucrativa industria.

La bibliografía más antigua sobre Apicultura contiene ya numerosos datos sabre el particular: Aristóteles, Virgilio y ya señalaron a es±as polillas como enemigos, de los que convenía defender el colmenar.

Plinio, más tarde, y cuantos autores antiguos, modernos y contemporáneos se han ocupado de las abejas, han señalado su nefasta presencia, y hoy día no existe ningún manual o tratado de apicultura, ni apicultor, que no se preocupe intensamente de sus estragos y maneras de evitarlos.

Estas polillas existen en casi todos los colmenares, porque se encuentran ampliamente distribuidas por todos los continentes, y parasitan tanto a las abejas domésticas como a las silvestres.

COSTUMBRES Y DAÑOS

Aprovechan las polillas las horas de la noche para penetrar en las colmenas en -momentos, como sabemos, de profundo repaso en las abejas-, y entonces, con cuidado extremo, se dedican a depositar sus huevecillos.

Se deslizan para ello entre panal y panal; van dejando aquí y allá los grupos de huevos que perpetuarán la especie.

Para depositar sus huevos prefieren siempre sitios retirados y oscuros, despreciando generalmente los iluminados.

Cuando la temperatura es favorable, nacen las oruguitas a los cinco u ocho días; pero si hace frío o se presenta cualquier otra circunstancia adversa, se retrasa su nacimiento.

Las orugas recién nacidas se muestran activísimas, no semejándase en nada al aspecto que ofrecen más tarde.

Esto hace que muchos apicultores las crean distintas de las verdaderas polillas.

Ya desde el primer día se dirigen hacia la parte central de los panales, donde se manifiesta su presencia por irregulares y finísimos hilos de seda, denunciadores de su paso y de la existencia de los pequeños refugios en que ellas se guardan.

Emplean un par de días en tales menesteres, pero pueden tardar más si se ven molestadas por las abejas.

Cuando el número de ellas es elevado, es fácil reconocerlos, por aparecer en los bordes de las celdillas con un fino polvillo amarillento, que destaca por su color más claro sobre el general del panal, más manifiesto en aquellos casos en que el atacado es uno viejo y de cera, por lo tanto, oscura.

Las polillas se alimentan por la noche, retirándose durante el día a lugares oscuros, o al interior de sus capullos de refugio.

Comen, casi exclusivamente, la cera de los panales, no desechando la de los antiguos.

De manera especial apetecen la cera del interior de las celdillas. Dejan las bordes de las mismas casi incólumnes, tanto que ocasiona la destrucción completa del panal que, por ser atacado de esa forma, queda colgado del cuadro con su interior completamente vacío, hasta.que, por fin, se desprende y cae al fondo de la colmena.

Su desarrollo completo dura más o menos tiempo, según la temperatura, la cantidad y la cantidad de los alimentos ingeridos.

El período larval oscila comúnmente entre veintiocho días y cuatro meses, si bien existen casos en que dura hasta ciento cuarenta o ciento cincuenta días.

MEDIOS DE LUCHA

Dos aspectos hemos de tener en cuenta para luchar eficazmente contra ella:

  • Tener enjambres fuertes que no carezcan de reina y que sean numerosos y de gran vigor.
  • Extremada limpieza de las alzas, cuadros y demás material apícola.
  • Debe preverse que halla los menos orificios de entrada y que solo la piquera sea el principal.
  • Realizar limpieza profunda del piso de la colmena en primavera y otoño
  • En caso extremo quemar la colmena para que no contamine (caso muy extremo).
  • De preferencia la limpieza antes de pensar en el uso de químicos
  • En tu bodega debes de tener un deshumificador.

CUIDADOS PREVIOS AL ALMACENAMIENTO

Los tratamientos de conservación se aplican a panales vacíos, cuyo vaciado lo realizan las abejas. Para ello, es necesario colocar los cuadros después de la última extracción encima de la colmena con una entre tapa con orificio central. Por ese orificio las abejas pasan al alza y liban la miel existente, que recolocan en el nido de cría.

Pasadas 48 horas las alzas con los panales vacíos se retiran de la colmena. Los panales limpios serán cuidadosamente seleccionados.

Se han de mantener aquellos panales enteros, sin deformaciones, que se colocan en alzas en buen estado de conservación.

Los panales viejos, deformados, o rotos, se fundirán

-Este tratamiento precisa repetirse los 7, 14 y 21 días debido a que los gases de azufre matan las larvas de polilla pero no los huevos.

– Antes de poner los panales tratados en la colmena deben ventilarse durante tres días.

Existen otros métodos de lucha contra la polilla.

El más moderno es un método biológico basado en la utilización de esporas del Bacillus thuringiensis

UTILIZACIÓN DE FRIO

La utilización del frío está resultando el método de control ideal de la polilla de la cera, al destruir las larvas y los huevos.

El inconveniente único que presenta es la dificultad de disponer de una cámara frigorífica para realizar el tratamiento.

Modo de actuación:

  • De la forma que le resulte más cómoda, someta las alzas y cuadros a una temperatura entre 0 y 6 grados, durante 48 horas o bien a -18 grados durante 30 minutos.
  • Si se precisa transporte con vehículo al almacén donde permanecerán las alzas, es necesario esperar unas horas para que el material vuelva a tomar la temperatura ambiente.
  • Situadas las alzas con los panales en el almacén, deberá apilarlas y sellarlas para evitar la infección de polilla.

Otro “punto crítico” es el almacenamiento del material sucio antes de limpiarlo.

No es raro que dejemos las colmenas retiradas o las alzas con los cuadros a eliminar junto a la nave, en el patio o en otro lugar accesible a las abejas.

Si no dejamos esas cajas bien cerradas, acabarán acudiendo las abejas al olor de los restos de miel y cera, entrarán en las cajas y acabarán llevándose los restos viejos y contaminados.

Por lo que cuanto antes eliminemos esos restos, antes quitaremos el problema.

*2 Fuentes

 

 

 

Shares