MELIPONAS

Querida comunidad, les envío un enorme abrazo y les agradezco su permanente atención, en este artículo vamos a platicar acerca de las abejas meliponas.

Como ustedes saben, dentro de las familias de abejas, la melipona tiene un lugar especial, pero antes de llegar a ello vamos a conocer el contexto:

Gran parte de este artículo se basa en el título:

Manejo racional de las abejas nativas sin aguijón (ANSA) de Gerardo Gennari

Cito:

BIODIVERSIDAD: LAS ABEJAS DEL MUNDO

La gran familia de las abejas

A pesar de su abundancia y gran número de especies, para muchos el término “abeja” solo hace referencia a la abeja doméstica, Apis mellifera, por esto es importante precisar que la denominación “abejas” tiene un sentido más amplio y se refiere a miles de especies que en general pasan desapercibidas para el hombre, como así también sus aportes en la polinización de cultivos y producción de alimentos.

Existen aproximadamente 20.000 especies de abejas conocidas en el mundo y en la Argentina se han reconocido cerca de 1.100 especies de abejas silvestres, reunidas en cinco familias: Colletidae, Andrenidae, Halictidae, Megachilidae y Apidae. La apifauna en nuestro país se caracteriza por una alta diversidad, en especial en las regiones áridas y semiáridas siendo reconocido como uno de los siete centros del mundo con mayor diversidad de abejas silvestres.

Según su comportamiento podríamos diferenciar tres grupos principales de abejas:

  • Solitarias,
  • Sociales
  • Parásitas.

Abejas solitarias son aquellas en las que la hembra no tiene contacto con las crías, tampoco producen miel ni forman grandes colonias. Construyen su nido usualmente en el suelo, terraplenes, cavidades de troncos o tallos huecos. Cada nido está organizado en galerías, donde se construyen varias celdas de cría valiéndose de materiales muy diversos como barro, arcilla, restos vegetales, resinas, gomas, trozos de hojas y de flores, cera, etc. Las celdas de cría son aprovisionadas con una masa de polen o polen y néctar mezclados con saliva sobre la cual depositan un único huevo, cuando la larva emerge consume la provisión y se desarrolla hasta adulto. Hay algunas especies que tienen la costumbre de agruparse para construir sus nidos (hábito gregario) lo que representa una ventaja para la defensa de los mismos.

HAZ CLIC:  USO DEL AHUMADOR PARA LA COLMENA


En cambio, las abejas sociales construyen nidos mucho más complejos dentro de cavidades o al descubierto. En la colonia existe una marcada diferenciación de castas (reina, obreras y machos) que cumplen distintas funciones dentro del nido. Estos generalmente están formados por panales de cría y celdas o pequeños potes todos construidos con cera, con formas y tamaños que varían de acuerdo a la especie como su disposición espacial o arquitectura y sirven para almacenar las reservas de alimentos para la colonia.

Por último las abejas parásitas en general tienen forma de vida solitaria existiendo muy pocas sociales, estas depositan sus huevos en los nidos de otras abejas para que sus larvas se alimenten del aprovisionamiento del nido hospedero o saquean las reservas de alimentos (miel y polen) y cera a otras colonias de abejas, como es el caso de las abejas limón (Lestrimellita spp.- meliponini).

HAZ CLIC:  ¿CÓMO es la COLMENA para la Abeja Melipona?


Aproximadamente el 90% de las abejas del mundo son solitarias pudiéndose encontrar en ciertos
grupos algún grado de sociabilidad.

El comportamiento social (primitivo o avanzado) se presenta en menos del 10% de las especies de abejas y solo los “abejorros” (género Bombus), las “abejas sin aguijón” (tribu Meliponini) y las abejas melíferas (género Apis), pueden ser consideradas como realmente sociales o eusociales.

Las abejas nativas sin aguijón (ANSA)

Las ANSA son insectos eusociales, dado que existe cooperación en el cuidado de la cría, hay una sobreposición o solapamiento de generaciones y una elevada longevidad de la casta reproductora (reina) con respecto a las hembras hijas (obreras) que habitualmente son estériles y no son hermanas de la reina.


Las colonias son permanentes y constituyen una sociedad altamente organizada, con una población que puede variar mucho entre las diferentes especies, desde menos de un centenar hasta miles de individuos por colonia. Cada colonia contiene una reina o varias reinas, obreras y machos.

Los nidos pueden ser aéreos o exteriores o encontrarse dentro de cavidades preexistentes tanto en troncos de árboles como en el suelo variando los hábitos de nidificación de acuerdo a la especie de que se trate. Otra característica variable es la presencia o ausencia de pipa o tubo de entrada que se encuentra presente solo en algunas tribus y la utilización de diferentes materiales para la construcción de sus nidos.

Se trata de abejas que van desde pequeñas con solo 2,5 mm a medianas (5 a 7 mm) o grandes con hasta 10 mm de longitud. Se caracterizan por tener su aguijón rudimentario o atrofiado y alas con venación reducida.

Dentro de las coloraciones presentes en las diferentes especies podemos encontrarnos con abejas negras, diferentes patrones de rayas sobre una pigmentación predominante o colores como el naranja, detalles en rojo o presencia de manchas o puntos amarillos o claros. Muchas de las características cromáticas propias de cada especie serán desarrolladas en el capítulo siguiente.

HAZ CLIC:  LA COLMENA RACIONAL MODELO HORIZONTAL

También varía mucho el temperamento entre las especies, encontrándonos con abejas muy tímidas o huidizas siendo totalmente dóciles y no representando ningún inconveniente a la hora de manejarlas y otras agresivas o defensivas, con diferentes mecanismos utilizados para repeler las amenazas, donde necesariamente hay que usar
algún tipo de protección para mayor comodidad o seguridad en el manejo.

En la actualidad hay especies de melipónidos extintas y muchas que se encuentran en un retroceso de sus poblaciones y con alto riesgo de desaparecer.

El registro fósil más antiguo de abejas sin aguijón data desde hace aproximadamente 65 millones de años y se trata de la especie denominada Cretotrigona Prisca, encontrado en New Jersey, Estados Unidos.

La aparición en el mundo es anterior a la separación del continente americano y africano (Gondwana) que ya se encontraban separados de Europa, por eso no están presentes en ese continente las ANSA. Se las encuentra en Centro y Sudamérica, África, Asia y Oceanía distribuyéndose a lo largo de todas las regiones tropicales y subtropicales del mundo (distribución pantropical), principalmente entre los 30° de latitud norte a los 30° de latitud sur. En Sudamérica se conocen y estudian alrededor de 400 especies.

En la siguiente entrega conoceremos MELIPONAS, TRIGONAS Y LESTRIMELLITAS, no se lo pierdan.

0 Comments

Submit a Comment

Shares