Los mejores consejos para atrapar un enjambre de abejas silvestre para que no te piquen mucho.

Los mejores consejos para atrapar un enjambre de abejas silvestre para que no te piquen mucho.

Importante

Si estás leyendo esto es porque existe la posibilidad de que haya un enjambre cerca de tu casa y de tus seres queridos y tienes miedo de que lleguen a atacarlos.

Bueno, aquí te presento algunos consejos útiles para que en caso de que no te quede de otra puedas lidiar con el problema.


Consejo 1.

Llama a un apicultor o asociación de apicultores de tu región: Es el primer paso, ¿porqué? es simple, ellos son los expertos que a diferencia de los bomberos no van a matar al enjambre sino lo van a rescatar y luego será parte de su apiario donde seguirá vivo.

Consejo 2.

Aquí te dejo un video muy interesante que te puede ayudar de una manera sencilla.


Consejo 3.

No te queda de otra, y lo tendrás que hacer tú mismo(a) así que aquí tienes algunos pasos.

1.-Con una red como para cazar mariposas, la puedes fabricar con un costal grande de manta y que tenga una cuerda para cerrar la boca.

2.- Se coloca la red bajo el enjambre y se dará una fuerte sacudida a la rama ( en caso de no estar en la rama habrá que encontrar la forma de ejercer fuerza para que en un movimiento rápido se caigan a la red la mayor cantidad de abejas y de ser posible el panal.

Red para captura de abejas
Red para captura

Recuerde que la velocidad es un factor escencial, mientras más tarde cerca del panal existe mayor probabilidad que sufra picaduras.

Claro, es importante no hacer esto sin la protección necesaria para su cuerpo, debe de tener en cuenta que esté seguro que no es alérgico a las picaduras de abejas porque es muy peligroso.

Además, procure establecer con la mayor seguridad posible su equilibrio, en muchas ocasiones sin querer se le pega al panal porque la persona esta mal parada en la escalera o de otra forma y las abejas reaccionarán inmediatamente.

Tenga cuidado y esté seguro.

Nos leemos en la próxima y dejen sus comentarios y experiencias.

Saludos

BeeAdmin

Los cuidados importantes para la alimentación de la colmena.

Los cuidados importantes para la alimentación de la colmena.

Fuente:

Manual de apicultura Unión Europea – ACODIHUE

La alimentacion

En primer lugar es muy importante mencionar que la mejor alimentación que podemos proporcionar a las abejas es la miel y polen dejada en cada colmena como reserva para la época de invierno.

En muchas ocasiones los apicultores retiran toda la miel por el afán de vender un poco más y la sustituyen por algún tipo de alimentación artificial, esto puede ocasionar gran estrés a la colmena. Ya que ningún alimento puede sustituir la reserva dejada por las mismas abejas.

Ahora bien, una de las alternativas es proporcionar un jarabe preparado con dos partes de azúcar y una parte de agua. Esta preparación debe hacerse con agua caliente para facilitar la disolución pero con sumo cuidado para evitar quemaduras del azúcar.

Es por ello que se ha observado que aún siendo correcta la preparación, algunas veces el jarabe no es consumido por las abejas, en este caso se debe agregar 100 gramos de miel por cada kilogramo de azúcar.

Es posible que si se quema el azúcar el jarabe no sea aceptado por las abejas y el tiempo en que nos daremos cuenta puede tener repercusiones negativas para el apiario.

Adicionalmente existen varias maneras de suministrar el jarabe:

  • Con alimentadores tipo Boarman.
  • Directamente sobre los marcos vacíos.
  • Con bolsas Nylon.
  • Recipientes dentro de la colmena.
Alimentador tipo Boarman
Alimentador tipo
Boarman

¿Cuál es la mejor forma de alimentar artificialmente?

La mejor forma debe ser decisión del apicultor, lo que debe procurarse es utilizar un método que elimine o reduzca al mínimo el pillaje. Algunos aspectos que se deben considerar al alimentar, son los siguientes:

  • Preparar la alimentación en un lugar limpio, empleando utensilios adecuados y de forma higiénica.
  • Proporcionar una alimentación oportuna y de calidad nutricional. (no solo jarabe)
  • Usar insumos de calidad. ( agua, fuentes de carbohidratos, etc)
  • No emplear alimentos con aditivos, saborizantes o colorantes.
  • Nunca usar la alimentación para medicar.
  • Precaución al utilizar miel / polen, debe provenir de colmenas sanas.
  • Proporcionar raciones individuales, en relación a las necesidades de la colmena. (nunca alimentadores colectivos )
  • Tomar precaución para evitar la fermentación del alimento .

Déjanos tus comentarios y sugerencias.

Además, ¡en este espacio podría estar tu información de contacto de para los productos que vendes!

Precios de publicidad DeMielesyAbejas.com
Publicidad
Las abejas pueden contar usando solamente cuatro células del cerebro.

Las abejas pueden contar usando solamente cuatro células del cerebro.

Cuando entendemos mejor el comportamiento de los insectos podemos usarlo para diseñar mejores algoritmos para inteligencia artificial

Artículo original de
Brooks Hays publicado en UPI.com

Una nueva investigación descubre como las abejas pueden contar usando un mínimo de poder cerebral.

Para entender mejor las habilidades matemáticas de las abejas, los científicos diseñaron un modelo sencillo del cerebro en el cual solo se usaron 4 células cerebrales.

Las simulaciones demostraron que le cerebro simple era capaz de contar pequeñas cantidades al estudiar de cerca y con cuidado un item a la vez.

Estudios previos sugirieron que las abejas cuentan de esa forma. Mientras tanto, los humanos ven todo el grupo de items y los cuentan juntos.

En los experimentos de laboratorio, las abejas pueden contar hasta cinco y pueden ser entrenadas para seleccionar el menor o el mayor de dos valores. Las abejas pueden seleccionar el valor de cero.

Las últimas investigaciones sugieren que las abejas no necesitan comprender matemáticas complejas para alcanzar estas hazañas de de comparaciones cuantitativas. Al llevar a cabo vuelos de individuales de un item a la vez pueden hacer comparaciones usando una capacidad cerebral mínima.

Vera Vasas investigador en Queen Mary University of London comenta al respecto “Nuestro modelo muestra que a pesar de que generalmente se considera que el conteo requiere alta inteligencia y cerebros grandes, se puede hacer fácilmente con los circuitos de células nerviosas más pequeños conectados de la manera correcta” y de igual forma “Sugerimos que el uso de movimientos de vuelo específicos para escanear objetivos, en lugar de conceptos numéricos, explica la capacidad de las abejas para contar”

Los científicos creen que sus hallazgos, publicados en la revista iScience, demuestran que la inteligencia animal no siempre tiene que depender de un mayor número de neuronas. En su lugar, una pequeña cantidad de células nerviosas simplemente necesita estar dispuesta de la manera correcta.

Una comprensión mejorada de la inteligencia de los insectos puede ser usada para diseñar mejores algoritmos para la inteligencia artificial.

Un examen cuidadoso de las estrategias de inspección reales utilizadas por los animales podría revelar que a menudo emplean conductas de escaneo activas como atajos para simplificar las complejas tareas de discriminación de patrones visuales “, dijo Vasas.” Esperamos que nuestro trabajo inspire a otros a mirar más de cerca, no solo a lo cognitivo Las tareas que los animales pueden resolver, pero también cómo los están resolviendo.

Fuente: UPI

ACARIOSIS TRAQUEAL

ACARIOSIS TRAQUEAL

ACARIOSIS TRAQUEAL, enfermedad producida por distintas especies de ácaros, pero pertenecientes al mismo género, llamados Acarapis woodi, A. dorsalis, A. vagans y A. externus.

 ¿Qué es?

 

 

Enfermedad producida por distintas especies de ácaros, pero pertenecientes al mismo género, llamados Acarapis woodi, A. dorsalis, A. vagans y A. externus.

 

 

 

 

¿Cómo son?

 

 

Las hembras miden 170 µm y los machos 130 µm, aproximadamente. En ambos, la forma del cuerpo es oval, de color blanco perlado (Figura 18).

 

 

 

 

¿Dónde se encuentran?

 

 

Estos ácaros se pueden encontrar en el sistema respiratorio de cualquier abeja adulta, sea reina, obreras o zánganos, aunque parece mostrar predilección por éstos últimos. Se ha registrado su presencia en todos los continentes, a excepción de Oceanía.

 

 

 

 

¿Cómo atacan a las abejas?

 

 

Las hembras de este ácaro invaden el sistema respiratorio de la abeja adulta joven (de menos de 2 días de edad) a través del primer espiráculo torácico y oviponen en la tráquea 5 a 7 huevos, los que pasados 3-4 días eclosionan dando origen a larvas. Éstas comienzan a alimentarse de la hemolinfa (o sangre) de la abeja hasta alcanzar los estados de ninfa y adulto.

Los machos adultos tardan de 11 a 12 días en aparecer y las hembras entre 14 y 15 días.

Una vez que individuos de ambos sexos están presentes, llevan a cabo la cópula.

Las hembras fecundadas abandonan las abejas a través del primer espiráculo torácico, aferrándose a algún pelo del tórax.

 

El ácaro pasa de abeja a abeja cuando éstas entran en contacto o se rozan dentro de la colmena.

De la misma manera, se produce el contagio cuando las pecoreadoras se encuentran con abejas provenientes de colmenas afectadas en las plantas y en las fuentes de agua, durante las tareas de recolección.

 

 

 

 

 

 

 

¿Cómo ocurre la infestación?

 

 

Existen dos hipótesis acerca de por qué la infestación ocurre dentro de las primeras 24 a 48 horas de vida: la primera plantea que los pelos torácicos se endurecen e impiden la entrada del ácaro a los espiráculos; la segunda hipótesis dice que los espiráculos tienen un mecanismo de cierre que es más eficiente en las abejas de más edad, lo que impide que entre el ácaro a las tráqueas.

 

 

 

A pesar de haberse demostrado que la infestación por el ácaro no causa enfermedad aguda ni pérdidas devastadoras, la vida de las abejas puede acortarse, aunque sólo en unos pocos días, producto de la obstrucción mecánica de las vías respiratorias (por sí dañina), además de la absorción de hemolinfa.

 

 

 

Otros daños se producen con las lesiones de la tráquea, pues esto acarrea una degeneración de los músculos alares.

 

 

 

 

¿CÓMO les afecta esta infestación?

 

 

De esta forma, las abejas quedan tan debilitadas que resultan una presa fácil para contagiarse de otras enfermedades.

 

 

 

La producción de miel y la recolección de polen son igualmente reducidas.

 

 

 

Las colonias desarrollan infestaciones severas hacia fines de verano y mueren hacia fines de invierno.

 

 

 

La sintomatología de la acariosis interna no es específica.

 

 

 

 

¿Cómo puedo ver que las abejas están afectada?

 

 

No se observan síntomas externos de la infestación, sólo se ven alteraciones en la tráquea, como necrosis local, lo que lleva a su oscurecimiento (café a negro) y obstrucción.

 

 

 

El cuerpo de las abejas tiembla y se mueve de forma desordenada, con el abdomen más o menos distendido producto de la retención de los excrementos en la ampolla rectal.

 

 

 

Existe un estado de intoxicación general, debido a la difusión de las deyecciones y de la saliva de los parásitos en la hemolinfa, lo que puede generar diarreas.

 

 

 

Las alas pueden estar perpendiculares al cuerpo, caídas o dislocadas.

 

 

 

 

Importante

 

 

El insecto no tiene capacidad para volar, por lo que también podrá observarse una alfombra de abejas ante la piquera, arrastrándose por el suelo delante de la colmena y frotando el abdomen con las patas traseras.

 

 

 

Es posible realizar un diagnóstico clínico a través de la sintomatología pero siempre deberá ser confrmado por análisis de laboratorio.

 

 

 

 

Diagnóstico

 

 

Para el diagnóstico hay varios métodos, pero todos se basan en la extracción de las tráqueas y la observación de ellas al microscopio mediante tinción, para realizar un conteo de ácaros que indique el grado de infestación que presenta la colmena revisada.

 

 

 

La forma de transmisión más frecuente es el pillaje de colmenas sanas por parte de las parasitadas, por lo que es esencial mantener una vigilancia sanitaria adecuada para impedir derivas y zánganos errantes que van desde colmenas parasitadas a las sanas.

 

 

 

Se debe evitar la enjambrazón de las colmenas sospechosas. Como medida preventiva, se puede hacer un tratamiento acaricida al enjambre desnudo.

 

 

 

Si se ha detectado un foco incipiente, hay que separar una colmena de otra y alejarlas del suelo, poniéndolas sobre caballetes o armazones de madera, para que así las abejas que se arrastran no vuelvan a entrar en su colmena ni puedan ingresar a las ubicadas a su alrededor.

 

 

 

 

Video: Varroasis – Seminario – Enfermedades infecciosas y parasitarias FAVET 2012

 

 

PIOJO DE LA ABEJA

PIOJO DE LA ABEJA

Piojos

EL PIOJO DE LA ABEJA es un parásito distribuido profusamente en el país.
perteneciente a la familia Braulidae denominado Braula coeca.

¿De dónde proviene?

Corresponde a un díptero áptero perteneciente a la familia Braulidae denominado Braula coeca.

¿Cómo es?

Presenta cuerpo redondeado, tamaño de la cabeza de un alfiler, de color rojizo y fácilmente visible.

Es una verdadera mosca sin alas, con comportamiento de piojo.

Su aspecto está tan modificado y adaptado para este parasitismo, producto de la larga convivencia con su hospedero, que se le ha considerado un comensal de la abeja, en lugar de un ectoparásito.

La B. coeca inverna en las colmenas y en su ciclo biológico se requiere de la superficie de miel operculada para la postura y desarrollo de sus larvas, ya que las hembras ovovivíparas depositan sus huevos en los opérculos.

Video TRATAMIENTO CONTRA LOS ACAROS O PIOJOS DE LAS ABEJAS

Los huevos

Los huevos son blancos, de forma elipsoidal y de 70 μm de longitud, aproximadamente. Estos huevos eclosionan rápidamente y las larvas emergidas comienzan a cavar túneles en la cara interna del opérculo de la celdilla, alimentándose de miel dentro de ellos hasta convertirse en pupa.

Cuando llegan a adultos, salen al exterior de los túneles y trepan y se fijan al cuerpo de las abejas adultas.

Ciclo de vida

La duración total del ciclo, desde ovipostura hasta la aparición del adulto, es de 21 días aproximadamente.

El piojo adulto tiene ojos rudimentarios situados encima de las antenas, cubiertos de pelos, al igual que el resto del cuerpo.

¿Cómo son y qué le hacen a las abejas?

Sus 6 patas también tienen pelos y membranas adherentes, ideales para fijarse y caminar sobre el cuerpo de la abeja.

Presenta en sus patas un par de peines especializados o pulvillos, que le permiten estimular los centros sensitivos de las antenas de la abeja hasta lograr que ésta experimente una sensación de cosquilleo ante la que responde en forma refleja dejando escapar una gota de miel de su boca, que sirve como alimento del piojo.

Esta operación es repetida cuantas veces sea necesario, de modo que la abeja parasitada se encuentra en un estado de perturbación permanente, impidiéndole realizar sus tareas específicas dentro de la colonia.

¿Ataca a los zánganos?

El piojo parasita casi exclusivamente a las obreras y a la reina (muy rara vez se encuentra sobre zánganos) haciéndolo de un modo diferencial: en las obreras, por lo general, actúa un solo piojo, mientras que en las reinas ha llegado a encontrarse hasta 30 individuos.

¿Cómo afecta a la reina?

Una reina con piojos sobre ella disminuye su postura, llegando incluso a detenerla, con la consiguiente alteración en el crecimiento de la población.

¿Dónde lo podemos encontrar?

Normalmente el piojo se ubica en el dorso de la abeja parasitada, en la unión del tórax y el abdomen.

  • Las abejas parasitadas se encuentran intranquilas e inquietas y cada cierto
  • tiempo sacuden sus patas o se friccionan el cuerpo con las alas para desprenderse de los parásitos, aunque generalmente sin éxito.
  • La alimentación inadecuada, producto de la actividad del piojo, hace que estén débiles, no pudiendo realizar vuelos.
  • En las revisiones normales de las colmenas, se pueden ver a simple vista los piojos sobre las abejas, identifcándolos fácilmente por sus características morfológicas, las que permiten también diferenciarlos de Varroa.
  • Como el ciclo de vida de B. coeca está necesariamente asociado a la presencia de celdillas de miel operculadas, la cosecha rotativa realizada adecuadamente constituye una excelente forma de control preventivo.

Fuente: Manual Apícola INDAP






Un mundo sin abejas, la nueva película “IO” nos brinda una mirada al futuro.

Un mundo sin abejas, la nueva película “IO” nos brinda una mirada al futuro.

Una película que nos muestra un planeta tierra a punto de morir, la premisa de un mundo sin abejas tiene una gran importancia.

El mundo de la apicultura tiene un nuevo enfoque ahora que la nueva película de Netflix IO apareció en la plataforma de video.

IO
IO

Nos narra un mundo acabado por la contaminación en donde el aire en las ciudades es tóxico y los animales han muerto.

Vemos que un científico pretendía lograr un tipo de abeja resistente para poder darle una esperanza al planeta.

No dice cómo lograron mantener algunas de ellas pero presentan unas colmenas devastadas por los vientos de una tormenta y en donde hay miel en los cuadros operculados.

Se puede decir que es una película que en cierta forma reivindica la labor de las abejas y de igual forma del apicultor.

O cuando menos esperamos que dirija la atención del público a la conservación de las abejas y de la vida silvestre en general

Así mismo, trata de la conexión humana y la necesidad de establecer conexiones significativas que son parte esencial para el ser humano.

En resumen una película lenta, con muchas lagunas y ausencia de explicaciones, pero con diálogos en ocasiones poéticos y reflexivos.

Un final con una propuesta interesante.

¿Te imaginas abejas con mochilas con sensores para recopilar datos?

¿Te imaginas abejas con mochilas con sensores para recopilar datos?

Un estudio interesante de abejas con mochilas con sensores para recolectar datos

Source: Xinhua| 2018-12-17 13:30:39

NEW YORK, 16 Dic. (Xinhua) —

Investigadores de la Universidad de Washington han desarrollado un sistema de sensores que las abejas pueden usar para recolectar información.

Sin embargo la información no es acerca de las abejas, en cambio el aparato recolecta datos acerca de lugares, temperatura, humedad que pueden ser usados para conocer la salud de la floración de cierta área.

En realidad, los agricultores ahora pueden recolectar estos datos con drones. Pero estas máquinas requieren energía constántemente y no pueden ir muy lejos sin la necesidad de recargarse.

Como las abejas vuelan por sí mismas, el aparato que pueden usar no necesita ningun sistema adicional, además sus baterías pueden durar acerca de 7 horas mientras los drones solo duran unos 20 minutos.

Los científicos pueden recargar las baterías de manera inalámbrica y recolectar la información mientras están en la colmena durante la noche.

Fuente del artículo original:http://www.xinhuanet.com

PRUEBA PARA DIAGNOSTICAR LA PRESENCIA DE VARROA EN ABEJAS ADULTAS.

PRUEBA PARA DIAGNOSTICAR LA PRESENCIA DE VARROA EN ABEJAS ADULTAS.

PRUEBA PARA DIAGNOSTICAR LA PRESENCIA DE VARROA EN ABEJAS ADULTAS. Es una técnica muy sencilla y económica.

Es una técnica muy sencilla y económica y se utiliza para diagnosticar la presencia de Varroa en abejas adultas.

Prueba de David De Jong o del agua jabonosa

A través de esta prueba se tiene un diagnóstico bastante acertado del nivel de infestación, sobre todo en ausencia de crías. Ya que las muestras se pueden analizar en terreno sin problemas.

Para llevarla a cabo hay que seguir los siguientes pasos:

Pasos

  1. Se debe preparar un envase o recipiente con un doble tamiz, el primero donde queden atrapadas las abejas y el segundo donde queden retenidos los ácaros Varroa.
    1. También puede un recipiente con un tamiz, donde queden atrapadas las abejas y un paño blanco donde se contarán las Varroas.
    2. Bien puede utilizarse un colador de cocina para el tamiz más grande.
  2. En un frasco boca ancha con tapa, llenar ¾ partes con agua y una cucharada de detergente para lavar loza o alcohol al 70%.
    1. En caso de que las muestras se envíen a un laboratorio, se debe llenar con ‘alcohol al 70%.
  3. Se abre la cámara de crías, y se obtiene un número de 200 abejas aprox. desde los marcos con cría, deslizando el frasco desde arriba hacia abajo, para que las abejas caigan.
  4. Esto se debe realizar en 3 marcos distintos, por ambos lados, para que la muestra sea significativa.
    1. Al realizar este procedimiento, es muy importante identificar el marco donde está la Reina y dejarlo aparte, para que ella no caiga en el frasco que se va a analizar.
  5. Se abre la cámara de crías, y se obtiene un número de 200 abejas aprox. desde los marcos con cría, deslizando el frasco desde arriba hacia abajo, para que las abejas caigan.
    1. Esto se debe realizar en 3 marcos distintos, por ambos lados, para que la muestra sea significativa.
    2. Al realizar este procedimiento, es muy importante identificar el marco donde está la Reina y dejarlo aparte, para que ella no caiga en el frasco que se va a analizar.
  6. Rotular el envase con fecha, colmena y apiario.
  7. Agitar el frasco vigorosamente durante un período de al menos 30 segundos.
  8. Se vacía el frasco en el envase de doble tamiz preparado. Lavar con agua, de forma que las Varroas se suelten de las abejas y caigan hacia el tamiz más fino, donde quedarán retenidos.
  9. Recuperar las abejas y repetir el procedimiento 2 veces más.
  10. En una superficie clara, como un paño blanco, se vacía el contenido del tamiz fino donde están retenidos los ácaros.
    1. De ésta forma contamos la cantidad de Varroa que ha caído.
  11. Luego se cuenta la cantidad de abejas muertas.

Para calcular el nivel de infestación, colocar los datos obtenidos en la Siguiente fórmula:

La fórmula

Tasa de infestación

Ejemplo

Ejemplo: Si se obtuvieron 215 abejas, y se encontraron 14 varroas, el cálculo sería así:

Dando un total de un 6,51%.

Para calcular el nivel de infestación del apiario, se deben promediar todos los porcentajes obtenidos de las colmenas analizadas.

Así, si obtuvimos muestras de 6 colmenas, cuyas tasas de infestación fueron: 2,3%; 8,5%; 3,4%; 1,6%; 6,5% y 4,1%, se suman todas, dando un total de 26,4%, y éste número lo dividimos por el total de muestras, o sea 6, resultando un nivel de infestación total del apiario de un 4,4%, porcentaje que nos obliga a realizar un tratamiento.

Elementos de atracción floral.

Elementos de atracción floral.

Los principales elementos de atracción floral para las abejas son los nectarios, seguido de la coloración de las flores, aromas, arquitectura de la planta y la forma de la flor.

Nectarios: son los órganos que secretan néctar y pueden ser florales (Figura 11) o extraflorales.

La producción de néctar varía por influencia de factores genéticos, climáticos y condiciones de suelo.

  • Humedad relativa: una alta humedad atmosférica produce una disminución de la concentración de azúcares y por el contrario, si es muy baja, la desecación impide que el néctar sea libado por la abeja.
  • Gradiente térmico: la temperatura óptima se sitúa en forma general entre los 12 y 25 °C, ya que temperaturas mayores aumentan la evapotranspiración de la planta, superando a la cantidad de agua absorbida por las raíces, provocando el cierre de los nectarios. Si la temperatura es muy baja, las plantas detienen sus funciones fisiológicas.
  • Viento: el viento muy fuerte puede secar los nectarios rápidamente. Una alta luminosidad implica un mayor nivel de fotosíntesis que provoca un aumento en la producción de azúcares.
  • Suelo: se ha señalado la influencia del fósforo y el potasio en la síntesis de azúcares. De igual forma, es importante el contenido de agua del suelo ya que influye en forma directa sobre la cantidad de néctar producido.
  • Coloración de las flores: los colores de las flores son más complejos de lo que nuestra visión nos permite detectar ya que incluyen el ultravioleta. Las abejas poseen receptores para el espectro UV, logrando percibir complicados diseños que convergen hacia el centro de la flor guiándolas hacia el néctar. El rojo es percibido como negro por estos insectos.
  • Aromas: cuando una planta pasa del estado vegetativo al reproductivo se produce una gran liberación de volátiles denominada ‘estallido de olor’, que tiene como función atraer a los polinizadores. Estas sustancias se liberan a través de osmóforos, órganos localizados en los pétalos. La distancia a la que las abejas responden a la detección de aromas naturales alcanza un par de metros.
  • Arquitectura de la planta. La estructura básica de la organización o la forma de crecimiento de la planta es un rasgo fijo especie-específico que no puede ser alterado por cambios ambientales. La modificación de la arquitectura de la planta y la pérdida de dominancia apical pueden retrasar la floración, pudiendo perder el máximo natural de polinizadores. Por otra parte, se ha reportado que un menor atractivo de los atributos florales puede derivarse de la herbivoría extrafloral y disminuir la actividad de los polinizadores. Por otro lado, la separación espacial entre sexos (hercogamia), es considerada como un método de evitar la autopolinización, de manera que la autopolinización intraflor puede ser facilitada cuando los estambres se encuentran muy cerca del estigma.
  • Forma de la flor. La relación existente entre el sistema de reproducción y la forma de vida de las plantas ha sido ampliamente estudiada. Algunos estudios comparativos muestran que las especies anuales presentan con mayor frecuencia sistemas autocompatibles que las especies perennes. La ocurrencia de autopolinización en especies anuales podría asegurar la reproducción cuando la polinización cruzada se ve desfavorecida por causa de escasez o ausencia de polinizadores, o de potenciales donantes de polen co-específicos.

Fuente: Manual de Apícultura INDAP

Fotografía de : jorgeapicultor

Recolección de los propóleos trabajados por las abejas

Recolección de los propóleos trabajados por las abejas

Recolección de los propóleos trabajados por las abejas es un tema muy interesante que vale la pena revisar.

La palabra propóleos se deriva del griego “pro”, que significa en defensa de y “polis”, ciudad, que en conjunto hace referencia a la sustancia que recubre la colmena de las abejas que cumple con funciones defensiva.

Las abejas recolectoras (pecoreadoras) extraen los propóleos de las hojas o brotes de las plantas, valiéndose de sus mandíbulas y con ayuda de su primer par de patas.

Las secreciones de las glándulas mandibulares de las abejas como el ácido 10-hidroxi-2-decenoico y el ácido 9-oxo-2-decenoico permiten el ablandamiento y la trituración de los propóleos.

Luego utilizando una de las patas del segundo par, trasfieren los propóleos a la corbícula (cestillas) de la pata posteríor del mismo lado y viceversa.

Esta operación puede durar de 15 minutos a 1 hora aproximadamente y la pueden realizar sobre la superficie del brote o en pleno vuelo.

La extracción se realiza durante las horas más calientes del día, por lo regular de 10:00 a las 15:30 horas, ya que a temperaturas altas el propóleos se vuelve más maleable, facilitando así la recolección (Yoong, 2004).

Cuando las abejas recolectoras llegan a la colmena con la carga, se dirige al lugar donde éste se necesita y permanecen quietas.

Mientras otras obreras (propolizadoras) se les acercan para descargar los propóleos, toman algunas partículas de la sustancia, las colocan en el lugar deseado, las comprimen, les agregan cera y secreciones salivales.

A menudo las abejas recolectoras no entran en la colmena y se procede a la descarga en la piquera, una vez que quedan libres de sus cargas regresan inmediatamente en busca de más propóleos (Sofiysky, 2002).

En la figura 1 se muestra a las abejas Apis mellífera colectando y elaborando el propóleos.

Recolección de propóleo

Descargar documento

DESCARGAR
DESCARGAR